2 ene. 2012

La bruja Befana

.
.

La bruja Befana, es una leyenda navideña Italiana, dice asi:

Según cuenta la leyenda de la Befana, los Reyes Magos al perderse de camino a Belén para llevar sus presentes al niño Jesús, pidieron ayuda a una anciana para que les guiase en el camino. A pesar de las súplicas de los Reyes Magos para que les ayudara, la anciana no accedió y se quedó en su casa.

Después de pensárselo mejor, la anciana se arrepintió de no haber acompañado a los Reyes Magos y preparó una cesta con varios dulces y se fue en busca de los Reyes Magos. Al no conseguir encontrarles, la anciana se iba parando en cada casa que encontraba y regalaba los dulces que había preparado a los niños confiando en que alguno de ellos fuera el niño Jesús.
Desde entonces y hasta la actualidad, cada 6 de enero va a las casas de todos lo niños de Italia para ser perdonada, en lo que se ha convertido en una tradición obligatoria en las fiestas de Navidad en Italia y en una de las tradiciones más importantes del año, sobretodo para los niños.

La etimología del nombre "Befana", es una abreviación del término Epifanía que, a su vez, deriva del latino Epiphanía y del griego επιφ?νεια que significa: "manifestación". Antiguamente era una fiesta pagana que conmemoraba a una misteriosa divinidad lunar símbolo de la abundancia. Su origen remonta a cuando se creía que en los diez días precedentes al solsticio de invierno, misteriosas figuras femeninas sobrevolaban los campos recién sembrados.

En Italia la celebración de la Befana adquiere distintos significados según las diferentes regiones. En Veneto, los chicos andan de casa a casa, entonando laudes a la Familia. En Toscana, existen las así dichas "befanatas", actuaciones sacras y profanas. En Calabria, Sicilia, Apulia y los Abruzzos se llaman "befanatas", los cantos llevados a cabo por los niños y adolescentes a cambio de regalos.

La tradición; indica que cada 5 de enero por la noche, se debe dejar un platito con una mandarina o una naranja y un vasito de vino para que la bruja entre en “calor”; a la mañana siguiente los niños encontraran junto a los regalos la fruta consumida y unos restos de cenizas con la huella de los dedos sobre el platito donde se dejo la mandarina.

Hay incluso una rima que por estos días se dice haciendo referencia a la Befana…

” La Befana vien di notte con le scarpe tutte rotte col cappello alla romana viva viva la Befana! “

3 comentarios:

  1. Me ha encantado la historia, la verdad es que hay tradiciones preciosas y es una pena que se vayan perdiendo.
    En mi casa, cuando éramos pèqueños y no tan pequeños, se dejaba la noche de Reyes un platito con dulces y 3 copas con un licor dulce para que los Reyes los tomasen, como comprenderás, al día siguiente no quedaba ni los rabos, y otra de las costumbres que yo he ido conservando, es entrar en el salon que es donde se ponen los Reyes, de menor a mayor, y la persona que abre la puerta siempre es el abuelo si lo hay.

    Un abrazo Pilar

    Pilar

    ResponderEliminar
  2. Perdona la tardanza en contestarte Pilar.
    Creo que todas estas tradiciones, no deberían perderse nunca, leí otra tradición Gallega preciosa, pero no sé que pasó y la perdí, no sé si tú la conoces, porque en todas partes deben haber muchísimas, ai algún día la recupero te la pongo :-)

    Un beso, guapa.

    Pilar.

    ResponderEliminar
  3. gracias me encanto esta esplicasion , muchas gracias !

    ResponderEliminar