15 dic. 2010

El Castillo Parador de Cardona

El Castillo Parador de Cardona se encuentra en la provincia de Barcelona, en la comarca del Bages.

El castillo que alberga el parador de Cardona existe desde al siglo IX y ocupa la cima de un cerro que tiene 154 m de altura y se encuentra en la población minera de Cardona . El edificio fue el hogar de los Duques de Cardona y fue construido en el año 886 por Wilfredo el Velloso. En 1714 este claudicó después de que las tropas de Felipe V destruyeran sus murallas. Y en el año 1976 se tomó la decisión de reconstruirlo para convertirlo en un parador nacional.
Como si de una película de terror se tratara, varios trabajadores empezaron a informar de la presencia de un presunto fantasma o ente sobrenatural que los aterrorizaba. Uno de los eventos más renombrados fue vivido por un ex gerente del parador y unas empleadas de limpieza. Cierta tarde las mujeres subieron a la planta 7 para limpiar las habitaciones, por inercia las mujeres golpearon en todas las puertas a pesar de que los inquilinos ya las habían desalojado. Al llegar a la 712 una voz ronca les responde desde el interior: “Espere”… A los segundos las camareras cayeron en cuenta de que esta habitación no debía estar ocupada. Nuevamente golpean para corroborar que allí había alguien y la voz repite “Espere”…

Por lo extraño de la situación preguntaron a la oficina de recepción si alguien se hospedaba en la 712 y naturalmente les responden que la misma no había sido ocupada por nadie. Tratan luego abrir la puerta con la llave maestra y les es imposible, al rato de intentarlo consiguen sin esfuerzo abrir la puerta e ingresan con cierto recelo.
En la habitación estaban las camas hechas, todo en su lugar a excepción del cuarto de baño, allí había una canilla abierta, una toalla húmeda y un par de pisadas frente al lavabo como si alguien hubiera estado acicalándose.
No había forma de que alguien estuviera dentro del cuarto ni que nadie hubiera salido sin ser visto, todo el piso estaba vacío y los testigos no se movieron del lugar hasta que pudieron abrir la dichosa habitación.
Posterior­mente los hechos extraños continuaron y no solo eran seres fantasmales, sino que había otros fenómenos como ruido extraños, voces, golpes y sentimientos de miedo, terror que llenaban a sus ocasionales visitantes.
Algunas personas han llegado a ver a una bella doncella salir por las noches y lamentarse entre sollozos de alguna desgracia, ella viste ropas medievales tal como correspondería a alguna joven de la época, otros han visto un caballero vestido también con ropas de aquella época.
Los fenómenos se concentraban específicamente en una sola habitación, la 712. En estos aposentos todos los visitantes y trabajadores del majestuoso lugar, fueron testigos de excepción de increíbles acontecimientos. Tal es el convencimiento de que allí hay actividad paranormal que, incluso los que trabajan en el lugar, tienen permiso para subir siempre en compañía y nunca hacerlo solos.


La historia maldita del castillo de Cardona se remonta a muchos años atrás, pues sus muros fueron testigo de asesinatos y torturas de prisioneros, quienes habrían dejado su dolor impregnado en cada rincón del miste­rioso lugar.
La habitación 712 nunca se alquila a los visitantes, salvo que se pida expresamente y con alguna razón justificada, no haciéndose responsable la dirección del hotel, de las posibles consecuencias.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario