29 jun. 2009

Descendientes de Noé en Tarragona - Leyendas de Tarragona


Descendientes de Noé en Tarragona.
Noé y su familia, únicos supervivientes del “Diluvio Universal”, tuvieron que realizar la labor de repoblar toda la tierra.
Noé tenía tres hijos: Sem, Cam y Jafet.
Tubal, quinto hijo de Jafet y nieto de Noé, según la Biblia, recibió en el reparto la atribución de las tierras ibéricas, con la misión de poblarlas.

¿En qué parte de la península estableció Tubal sus primeras tribus?

Es ésta una cuestión sujeta a conjeturas —dice la Crónica—: algunos piensan que fue en Lusitania, y otros opinan que fue en estos territorios vascos que en nuestros días denominamos Navarra. La antigua ciudad de Setúbal, en Portugal, sirve de base a la argumentación de los primeros; los partidarios de la tesis vasco-navarra, sostienen que TAFALLA y TUDELA fueron igualmente fundaciones de Tubal, denominadas antiguamente Tuballa y Tubalia.

Así mismo se narra que los orígenes del primer núcleo poblado que pudiera situarse en los terrenos donde hoy se ubica Tarragona se han perdido en el tiempo. Por este motivo, desde muy antiguo, se cuenta una historia que ha ido pasando de generación en generación, y que fue recogida ya en 1709, por Narcís Feliu de la Peña en sus “Anales de Cataluña”. También recogió esta leyenda Amadeu-J Soberanas, en 1965, en sus “Leyendas históricas de Tarragona” (reeditadas en 2002 por Edicions El Mèdol) y por Josep-Francesc Valls, en 1980, en su “Guía secreta de Tarragona”.

Se da por seguro que Tubal, hijo de Jafet y, por lo tanto, nieto de Noé, desembarcó junto a la desembocadura del río Francolí, y allí fundó la primera ciudad de la Península Ibérica.A la que puso por nombre el de su hijo primogénito, Tarrakón, que ha perdurado, con poca variación, hasta la actualidad.

Lo que se da por seguro es que la Peninsula en su totalidad era fundación suya, en los mitos de milenios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario